Oficios tradicionales Diputación Foral de Gipuzkoa (logo)


[4]

Maquinistas y fogoneros

         La llegada del ferrocarril al País Vasco en 1.863 y su posterior desarrollo, conllevó la creación de un notable número de profesiones y oficios, que en aquellas fechas supusieron una gran novedad, empezando a ser familiares en las poblaciones por las que pasaba el nuevo medio de transporte, entre otros, los jefes de estación, los maquinistas y fogoneros, los revisores y los guardas de barreras, agujas, vías y frenos, así como los agentes de recorrido y enganchadores.

         Pero es que además, los oficios relacionados con el ferrocarril por las circunstancias en que se realizaban tenían características singulares que acababan diferenciando netamente a los ferroviarios de las restantes actividades profesionales de la época.

El maquinista y el fogonero "la pareja " con sus auxiliares en la máquina de vapor cuidada como algo propio. En la parte inferior Guillermo González, uno de los últimos conductores de máquinas a vapor, en la estación de Alsasua.

         Entre los oficios que llegaron con el tren, uno de los más característicos y cualificados fue el de los maquinistas y fogoneros de máquinas de vapor. Aunque ambas pertenecían a categorías profesionales distintas, trabajaban siempre en equipo formando lo que en el argot ferroviario se conocía como "pareja". Su actuación tenía tanta importancia que cada Compañía Ferroviaria tenía un reglamento específico para estas dos profesiones, con más de cincuenta artículos, donde de manera detallada se fijaban sus numerosas obligaciones.


Gipuzkoa.net (logo) 2011 Oficios Tradicionales. Departamento para la Innovación y la Sociedad del Conocimiento