Oficios tradicionales Diputación Foral de Gipuzkoa (logo)


[4]

Las producciones

       Según Serapio Múgica:  "Las doce fábricas existentes en Guipúzcoa, en el año 1906, produjeron 71.940 toneladas y 79.950 en el de 1908. Se ocuparon en ellas durante el año 1907, 158 obreros y funcionaron siete máquinas hidráulicas con 349 caballos, siete de vapor con 460 y nueve eléctricas con una capacidad equivalente a 252 caballos de vapor."

       En 1907 son once las fábricas de cemento natural existentes en Guipúzcoa, de las que cinco se encontraban en Arrona y su entorno, siendo la más importante por producción "La Carmen", de Gracian Alberdi, con 15.000 toneladas/año, seguida de la "Santa Cruz" (Agote), con 14.420 toneladas/año y la de Bedua, con 12.500 toneladas/año. (1)

       Sin embargo en esta primera década de siglo, comienza a estabilizarse la producción de cemento natural, y en la segunda, se inicia una ligera reducción que va acentuándose en años posteriores.

       En 1907 son ya tres las fábricas que cesan en su actividad: "La Zumayana" de Pedro Gurruchaga, la "San José" en Narrondo y la de Oiquina, lo que indica el inicio de la decadencia del sector.

       La producción en toneladas de las fábricas guipuzcoanas de cemento, en 1907, según la Estadística Minera (1) y las de 1915 (11), fueron las siguientes:

 

FABRICA

 

1907

1915

Bedua . Cestona
Bidasoa. Irun
Bríncola. Legazpia
Carmen en Arrona (Cestona)
La Concepción. Aizarnazabal
La Esperanza. San Sebastian
Fagollaga. Hernani
Los Faisanes. Irún
Nuestra Sra. De los Dolores. Zumaya
Santa Cruz. Zumaya e Iraeta.Cestona
Urumea. Hernani

12.500
1.600
1.000
15.000
8.556
7.302
2.500
3.000
5.900
14.420
6.500

14.800
2.600
5.250
14.175
8.220
5.300

3.650
6.450
11.800
7.300

TOTAL

78.278

82.655

 

       Hay que destacar que más de las tres cuartas partes de la producción guipuzcoana se obtenía en las fábricas instaladas en Arrona y su entorno.

       En 1915, en relación a los datos de 1907, se aprecia un ligero aumento del total  de la producción (+5%), con incrementos de las toneladas producidas en casi todos los cementeros de la zona, llamando a atención la caída del 45% de la de "La Concepción" de Chiriboga. En esta misma fecha y refiriéndose a todos los de Guipúzcoa, Javier Peña, jefe de minas del distrito, manifiesta que:

       "Los elementos que integran estas fábricas, son todas ellas los mismos, y la elaboración se verifica con idéntico esmero. Si en algo pueden diferenciarse sus productos, aparte del cernido, que en algunas de ellas adquiere mayor finura, es la mayor o menor rapidez del fraguado, cualidad que depende de la composición química de las margas sometidas al procedimiento. Las margas calcinadas en hornos verticales continuos, pasan a los aparatos de trituración y molienda.

Bedua

La Fábrica de Bedua, creada en el último tercio de lsiglo XIX. (original cedido por Ion Gutiérrez Irigoien) .

       Los hornos en actividad de todas las fábricas asciendían a cuarenta, y la producción por horno y año era de 2.066 toneladas. En las diversas faenas de esta industria se ocupaban 173 obreros, que correspondían a 16 por fábrica" (14).

       En diversas ocasiones los fabricantes trataron de asociarse para atender intereses comunes. En 1901 existía la "Unión para Envases", que gestionaba estos elementos y también, posiblemente, precios y condiciones de venta. En 1907 los acuerdos se habían roto y cada fabricante actuaba independientemente.

       Hay constancia de que en 1919 existía el "Sindicato de Cementos Rápidos de Zumaya", agrupación a la que, al menos algunos fabricantes entregaban, si no toda,  parte de su producción y que al mismo tiempo gestionaba el retorno de los envases, y que se mantenía activa al menos en 1920. (9)

 

(9) Documentos originales facilitados por Ion Gutiérrez Irigoyen.

(14) Peña, Javier. Álbum Gráfico-Descriptivo de Guipúzcoa. La Industria Minero-metalúrgica.


Gipuzkoa.net (logo) 2011 Oficios Tradicionales. Departamento para la Innovación y la Sociedad del Conocimiento