Oficios tradicionales Diputación Foral de Gipuzkoa (logo)


[4]

La decadencia

       A partir de los años veinte, la producción de cemento en la zona de Zumaya tiende a disminuir.

       En 1922, las empresas, Corta y Compañía (Agote); S.A.Cementos Uriarte y Zubimendi (Bedua), Juan Alberdi (La Carmen-Arrona) y S.A.Cementos de Zumaya y Electricidad (Chiriboga), deciden unirse para comercializar su producción de cemento natural. Con esta finalidad constituyen S.A.Cementos de Zumaya, manteniendo cada uno de sus componentes su independencia como sociedades que gestionan la producción de sus respectivas fábricas (8). La única en no incorporarse al grupo fue la fábrica Nuestra Señora de los Dolores de Arrona, que cerró hacia 1930 y que con 80 años de actividad, fue la precursora de las fábricas de cemento natural en el Bajo Urola y que se mantuvo en actividad durante ochenta años.

       Así mismo y para esta fecha, las producciones debían haber disminuido sensiblemente, pues una vez asociadas las cuatro empresas, no producen más que 37.659 toneladas, con una disminución respecto a 1915 del 27%, lo que podía ser uno de los motivos de su agrupación.

       A pesar de sus esfuerzos, el consumo del cemento de Zumaya tiende a disminuir en los años siguientes, en parte debido a la crisis general y en parte a la competencia del cemento Portland, que ya se fabrica en la península, y que por su mayor calidad y sobre todo, mejor adaptación a las necesidades de la construcción, va a desplazar del mercado en pocas décadas al cemento natural.

Cementos Alberdi

Trabajadores de las canteras de Cementos Alberdi S.A., hacia 1950 .

       En el siguiente cuadro se relacionan las ventas en toneladas, de las cuatro fábricas asociadas, a lo largo de los once años siguientes a la constitución de la agrupación: (11)

AÑO   VENTAS    AÑO     VENTAS

1926   37.659          1931     30.495

1927   22.303          1932     22.303

1928   22.343          1933     22.343

1929   18.140          1934     18.140

1930   21.244          1935     21.244

 

       Esta negativa tendencia, aconsejó a Juan Alberdi, en 1933/34, a iniciar la fabricación de cemento Portland, adaptando su empresa a las nuevas tendencias del consumo.

       En 1936 y con una acusada crisis en toda España, las ventas disminuyen de forma importante y las empresas deciden reducir el trabajo a tres días a la semana, y cerrarlas a partir del 1 de Julio, dejando "el personal estrictamente necesario para descongestionar las existencias acumuladas y haciendo frente a nuestras cargas financieras" (13). El inicio de la Guerra Civil, pocos días después, alteró esta situación.

       Terminada la contienda, las empresas no se recuperan, Corta y Cía se asocia con Uriarte y Zubimendi en 1946. En 1949 consta la empresa Cementos Gurruchaga como fabricante de cemento natural en Aizarnazabal. Pocos años después, en 1954 son dos, únicamente, las empresas asociadas, Juan Alberdi, (razón social Cementos Alberdi S.A.) que abandona la producción de cemento natural ese mismo año, especializándose en la producción de Portland, y Uriarte, Corta y Zubimendi, que cierra su planta de Agote hacia 1953-54, quedando con la única fábrica de Bedua, que cesa en su actividad hacia 1972,con la construcción de la autopista, que ocupa su cantera y parte de la instalación de hornos.

Corta y Cía

Trabajadores de la fábrica de cemento natural de Corta y Cía. "Agote" hacia 1915 (cedido por José Olaizola "Agote") .

       Las minas de lignito de Aizarna se fueron cerrando al mismo tiempo que las fábricas a las que suministraban este combustible, pudiendo citarse como ejemplo, la de San Pelayo en 1953 y la Garestiya en 1954, cuando Alberdi dejó de fabricar cemento natural.

       Se dio fin de esta forma a una actividad que durante cien años generó puestos de trabajo y riqueza en la zona, convirtiéndola en un centro importante de producción de cemento natural, muy apreciado por su calidad, con un período de máximo esplendor entre 1888 y 1915, pero que progresivamente es sustituido por un nuevo producto, el cemento Portland, obligando a cesar en su actividad a las fábricas que no se adaptaron o no pudieron hacerlo, todas menos una, Cementos Alberdi que, transformada en fábrica de Portland, se mantuvo activa hasta mediados de la década de los años ochenta.


Gipuzkoa.net (logo) 2011 Oficios Tradicionales. Departamento para la Innovación y la Sociedad del Conocimiento