Oficios tradicionales Diputación Foral de Gipuzkoa (logo)


[4]

Corredores de apuestas

       Desde hace muchos años las apuestas han estado ligadas a un buen número de actividades deportivas en nuestro país, lo que ha contribuido a su difusión y notoriedad, con independencia del juicio personal que nos merezcan. En el caso de la pelota vasca y diversos juegos populares estas circunstancias son singularmente evidentes. En las traviesas intervienen los corredores profesionales que actúan de intermediarios entre los apostantes.

       En el juego de la pelota en el País Vasco básicamente se han dado dos tipos de apuestas. La más clásica, llevada a cabo con la intervención de un profesional, en la que un apostante arriesga un dinero (mayor, igual o menor, que la paridad, según la marcha del partido) a favor de uno o varios jugadores de un determinado color (azul o colorado). El corredor vocea la traviesa que es aceptada por otro espectador formalizándose un contrato mediante una papeleta. Aunque en mucha menor cuantía en el juego de quinielas también se apuesta a acertar ganador y colocado, obteniendo los vencedores la cantidad que resulta de dividir todo lo jugado entre las papeletas acertantes. Obviamente al liquidarse las apuestas se descuenta el porcentaje que corresponde a la empresa, que la reparte en la proporción acordada con el corredor.

       Las quinielas se jugaban sin la presencia de los corredores "admitiéndose apuestas hasta minutos antes de empezar el juego antes del cual se habrán hecho la totalidad de las apuestas".

       La reglamentación del juego de la pelota en los frontones (empresas, pelotaris, corredores y fiscalidad entre otros aspectos) se inicia a finales del siglo XIX, como exponemos más adelante, habiéndose introducido modificaciones sustanciales en las últimas décadas.

Los corredores Pagoaga y Echague en el frontón San Miguel de Oñate

Los corredores Pagoaga y Echague en el frontón San Miguel de Oñate el 3 de octubre de 1943. (Fotografia: Toribio Jauregi).

       Los profesionales que intervienen en las traviesas intermediando entre los apostantes, constituyen una parte importante de la actividad de los frontones y de los juegos populares y desde un punto de vista global, forman un cuerpo de expertos en su tarea que desempeñan con acierto su cometido. Como en otros aspectos de la vida cotidiana los cambios son constantes y en las traviesas las firmas de apuestas "online" pueden afectar a las formas en que tradicionalmente se ha llevado a cabo en los frontones.


Gipuzkoa.net (logo) 2011 Oficios Tradicionales. Departamento para la Innovación y la Sociedad del Conocimiento